No más calambres

Molestos y dolorosos, hay distintas soluciones caseras para evitarlos. Por ejemplo:
  • Tomar una infusión de Ginkgo Biloba por día, preparada hirviendo 3 cucharadas de ginkgo en una taza de agua durante 10 minutos.

  • Mezclar una cucharada de miel y otra de vinagre de manzana en una taza de agua caliente y beber. Se logrará una adecuada distribución del calcio en el cuerpo y se evitarán los calambres crónicos.

  • Unir 1 cucharadita de semillas de mostaza a 1 litro de agua y hervir durante 10 minutos. Utilizar para realizar un baño de piernas en la bañera durante 20 minutos.

  • Tomar, 2 veces al día, un vaso de agua en el que se habrán disuelto 10 gotas de té de laurel. En tres días los calambres y los dolores desaparecerán.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*