Para combatir el lumbago

 

El lumbago es un dolor pesado e irritante que ocupa la región baja de la espalda (la lumbar, por eso se llama así) o la sacroilíaca (región glútea). A veces es acompañado de dolor que baja por la parte de atrás de las piernas (ciática o lumbociática). Para tratarlo de forma natural, siga estos consejos:

-Ortigas: Llene el baño de agua caliente e introduzca un puñado de ortigas. Báñese de diez a quince minutos (reduce el dolor de manera considerable).

-Frío y calor: Aplique compresas de agua caliente y luego fría. De esta manera se insensibilizan los nervios y se reduce el dolor.

-Infusión de muérdago: Utilice hojas y tallos de esta planta para realizar una infusión y tome dos tazas por día. Alivia rápidamente el dolor.

Cebolla: Corte una cebolla por la mitad y hágase masajes con ella durante 10 minutos (repita la operación a la hora y media).

-Estire la espalda: Todos los días; tumbada boca arriba en la cama o en una colchoneta y con el cuerpo estirado, flexione las rodillas y tómelas con la mano. Repítalo quince veces en cada sesión.

-Masajes: Realice un automasaje en forma de amasado, con suavidad y en círculos.

-Practique actividad física: Elija hacer natación, yoga o caminatas prolongadas manteniendo erguida la espalda.

Para prevenir el lumbago, cuide las posturas que adopta al sentarse o cuando esté de pie, para no forzar la columna vertebral; evite cargar pesos; no doble la columna al agacharse; consuma alimentos ricos en calcio (derivados lácteos como queso, yogur, etc.).

Fuente: Soluciones naturales, Editorial Plaza & Janés

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*