Alimentos que no se pueden parar de comer

Según un estudio publicado en Nature Neuroscience, el consumo sin límites de alimentos que producen placer provoca respuestas de los neuroadaptadores en el circuito de recompensas del cerebro desencadenando el desarrollo de la alimentación compulsiva. Entre los neuroadaptores que se analizaron se encuentra el receptor D2, un neurotransmisor que es liberado por el cerebro con las experiencias que producen placer, como las drogas, el sexo y, también, la comida.En este sentido, estos 4 tipos de alimentos son los más adictivos:

  • Comida “chatarra”: es por su alto contenido de grasas y de calorías.
  • Carbohidratos: aumentan los niveles de insulina, lo que disminuye el azúcar en sangre. Esto provoca el deseo de ingerir más alimentos y, en algunas personas, más carbohidratos para obtener una fuente rápida de energía. Por otra parte, las personas que tienen antojo de carbohidratos poseen niveles bajos de serotonina, que ayuda a reducir los snetimientos de miedo, ansiedad y estrés, mejora el humor y favorece la relajación.
  • El chocolate: al parecer, tiene los mismos efectos de la comida chatarra, es decir, estimula la misma parte del cerebro que las drogas por sus ingredientes estimulantes (cafeína, teobromina y finiletilamina).
  • El queso: tiene un ingrediente en común con el chocolate: la feniletilamina.Por otra parte, hay estudios que indican que el contenido de caseína de la leche de vaca combinado con pequeñísimas cantidades de morfina que a veces se pueden encontrar (dependiendo de la dieta del animal) podrían causar adicción.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*