Respiración y ejercicios en la dieta oriental

La cultura oriental recomienda ejercitarse con técnicas milenarias como el qi-gong (una mezcla de yoga taoísta, meditación budista y ciertos ejercicios de respiración tradicionales chinos), para relajarse y bajar de peso.

Aquí va un ejercicio indicado para reducir el hambre: estando de pie, inspirar por la nariz (retener 3 segundos) y espirar por la boca. Contraer el abdomen al inspirar y relajar al espirar. Hacer 20 respiraciones completas 4 veces por día o todas las veces que se sienta hambre.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*