Consejos para una dieta balanceada

Se sabe que comer en forma saludable es beneficioso para la salud. Es por eso que es fundamental aprender a variar los alimentos para lograr una dieta equilibrada y así desarrollar buenos hábitos alimenticios. ¿Cómo lograrlo?

  • Prestar atención a los principales grupos de alimentos: Frutas, verduras, cereales y harinas, lácteos carnes, aceites y dulces deben ser parte de la dieta de manera regular para así obtener las cantidades diarias adecuadas de vitaminas, minerales y nutrientes.
  • Controlar el tamaño de la porción: muchas veces se come de más porque no se quiere dejar comida en el plato. Esto se resuelve sirviendo porciones más pequeñas.
  • Comer con calma: correr durante la comida no permite que el cuerpo digiera bien los alimentos y eso impide la correcta absorción de los nutrientes. Es por eso que hay que tomarse el tiempo necesario para comer lentamente y masticar bien los alimentos. Se sabe que la grelina, hormona de saciedad, tarda por lo menos 20 minutos para alertar al cerebro de que está lleno. Por lo tanto, si se come rápido no se le da al cuepro el tiempo suficiente para saber que está satisfecho y eso puede llevar a comer en exceso.
  • Preparar platos coloridos: las frutas y verduras relucientes de colores, indican los nutrientes, minerales y antioxidantes que se encuentran naturalmente en su interior. Por ejemplo, los vegetales verdes contienen calcio; magnesio, hierro, potasio, zinc, y vitaminas A, C, E y K, y las frutas rojas y anaranjadas son conocidos por sus antioxidantes. Siempre que sea posible, busca alimentos coloridos para complementar tus platos.
  • Limitar el azúcar: Los alimentos azucarados o con almidón, son ricos en calorías y añaden poca nutrición. También causan que fluctúen los niveles de energía y pueden llevar a sentir mucho cansancio. Por eso, es conveniente limitar el consumo de alimentos con azúcares añadidos.
  • Beber agua: el agua juega un papel muy importante en el lavado de los desechos y toxinas del cuerpo. Las personas que no están bien hidratadas pueden sufrir fatiga, dolores de cabeza y calambres. Lo conveniente es consumir de 6 a 8 vasos diarios de agua.
  • Planear las comidas: eso evitará que una mala elección de alimentos nos lleve a comer cosas que no debemos. Además, no sólo ayuda a adquirir el hábito de elegir alimentos saludables sino que ahorrará tiempo y dinero.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*