¿Qué significa vivir en el desorden?

Si bien no es bueno ser un maniático del orden, tampoco es normal ser una persona completamente desordenada y que acumula cosas sin demasiado sentido. El desorden suele relacionarse con el miedo a carencias y al olvido por parte de los más cercanos. También puede estar relacionado con la confusión frente al futuro. Otras veces está ligado con los problemas con la pareja, dudas, incertidumbres y miedos. Evidentemente el desorden demuestra un desinterés, por eso se lo relaciona también con el dejar cosas inconclusas e inestabilidad. Sin olvidar que el polvo y la suciedad puede causar alergias y el desorden puede terminar causando accidentes por haber cosas donde no deberían estar.

Una buena forma de empezar a clarificar el interior es ordenar el espacio en el que uno vive. En este caso, comenzar desde afuera hacia adentro hará que la vida sea más placentera y se pueda tener un espacio más tranquilo donde pensar y replantearse las cosas. Por ejemplo, seguramente hay muchas cosas que uno no usa hace años y que ocupan lugar. Es el momento de deshacerse de ellas, ya sea vendiéndolas, regalándolas o tirándolas. Otra idea es reordenar los muebles de forma tal de generar un ambiente nuevo y cambiar la energía.

Ahora si, con el espacio físico ordenado, llegó el momento de pensar y replantearse lo que hay que cambiar internamente.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*