Una cocina limpia ayuda a mantener la salud

*Tablas de queso o de carne: Antes de lavar las tablas en las que cortó el queso o la carne, debe cubrirlas de sal y dejar que ésta actúe una hora. Luego frótelas con un poco de aceite.

*Piletas de acero inoxidable: Existen dos trucos muy prácticos: pasar una hoja de diario una vez que se la haya enjuagado o frotarla con medio limón luego de lavarla con detergente. Finalmente, enjuagar.

* Sal para el horno: La mejor manera de limpiar el horno de la cocina es espolvoreándolo con sal cuando todavía está caliente. Si, por casualidad, dentro del horno se derramó algo, echar la sal en ese mometno. Luego, esperar a que se enfríe y quitar los residuos con una esponja.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*