Mejorá la circulación de las piernas

Pasar mucho tiempo en la misma posición, ya sea sentado o de pie, favorece la aparición de várices, celulitis y otros problemas circulatorios. La clave para revertir esta situación es ponerse en movimiento. Y para eso, no es necesario gastar plata en un gimnasio. Estos simples ejercicios pueden ser hechos en casa y dar excelentes resultados.

Parate al costado de una silla y apoyándote en el respaldo, estira la pierna del lado de afuera hacia adelante y hacia el costado. Hacé 15 repeticiones con cada pierna.

Ponete derecha y subí los talones hasta quedar en puntas de pie. Aguantá unos segundos y volvé a apoyar todo el pie en el suelo.

Acostate de costado en el suelo y apoyate sobre el codo, con la pierna del lado del suelo flexionada. Subí y bajá la otra pierna bien estirada. Hacé 2 series de 15 repeticiones con cada pierna.

Realizá elevaciones con las piernas estiradas, primero una y luego la otra. Luego, abrí y cerrá las piernas.

Colocate sobre una colchoneta, mové las piernas como si estuvieras pedaleando en la bici para activar el riego sanguíneo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*